martes, marzo 6

Resumen El gato negro

El gato negro
(Edgar Allan Poe)

En esta historia se trata un suceso sin decir como se llaman los personajes; el relato narra como un personaje, tiene pasión por los animales, y su ultima adquisición después de casarse fue un gato.
Un día que venía tomado tomó al gato y como no le gustaba su forma de mirarle le arrancó un ojo, después se arrepintió, pero el gato se quedó sin uno de sus globos oculares. Poco después decidió acabar con el sufrimiento del pobre gato y lo ahorcó en un árbol, cuando fue de camino a su casa una gran concentración de curiosos estaba delante de ella, la casa estaba ardiendo.
Después del pavoroso incendio, solo quedaron un par de tabiques en pie, todo lo demás fue totalmente calcinado, pero sin pérdidas de vidas humanas, este señor fue a ver lo que quedaba de su casa y entre ello vio un tabique que le llamó la atención, era el único que permanecía casi intacto, se fijó, y pudo distinguir entre las formas de la pared una silueta de un gato...

Después de un tiempo, su situación volvió a ser normal, tenía casa, mujer, proyectos a futuro, etc., pero un día yendo de copas en un bar encontró a un gato y decidió adoptarlo, se lo llevó a casa.
Él notaba que el gato le miraba mal, que solo se fiaba de su mujer, que a él no le daba muestras de afecto, ni le seguía, ni le hacia caso. Un día que había bebido llegó a casa ebrio y decidió matar al gato, cogió una hacha que al echarla a la espalda mato a su mujer, ella se había puesto detrás para ver lo que iba hacer y ella fue quien recibió el hachazo, la mató de un golpe.
Éste viendo el accidente, decidió hacer un agujero en la pared, metió el cadáver y lo tapó como si la pared estuviera intacta, siguió con su propósito de matar al gato, pero ya no lo encontró.
Poco tiempo después la gente empezó a sospechar de la extraña desaparición de su vecina, y la policía le incriminaba como principal sospechoso.
Un día los agentes fueron a su casa a hacer una inspección no encontraron nada, pero se empezaron a oír maullidos desde el sótano, los agentes se guiaron por ellos y resultaron estar detrás de la pared, la tiraron y vieron que allí había un gato maullando y una mujer muerta…